Dirigir con Propósito

Ratio:  / 1
MaloBueno 

 

Los valores hacen referencia a lo que consideramos y sentimos es importante, guían nuestra forma de actuar.

 

Miquel Porret Gelabert, (2010) define el término “valor” como “una convicción o creencia estable en el tiempo, de que una forma de actuar es preferible a otra”.

 

La Real Academia Española lo define como “alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase”.

 

La Dirección por Valores implica un nivel de madurez dentro de la cultura organizacional, porque se logra fomentar en los trabajadores un sentimiento de pertenencia profundo, donde todo el esfuerzo que se realiza, beneficia a la organización.

 

Esta dirección por valores la viví en el área de servicios de salud, ahí noté los resultados de que cada colaborador este alineado a lo que busca el organismo, realmente se toman en serio el brindar servicios con calidad y calidez. Se percibe una fuerza motivadora que inspira a que todos aporten ideas y den lo mejor de ellos.

 

También me queda claro que la dirección por valores depende del tipo de líderes en la organización, porque si no hay una etapa de sensibilización, aclaración y evaluación apegado a los valores organizacionales, se estará bajo un esquema de dirección por instrucciones o por objetivos.

 

Dirección por Instrucciones (DpI), Dirección por Objetivos (DpO) y Dirección por Valores (DpV)

CARACTERÍSTICA

DpI

DpO

DpV

Función Directiva

Mandar, supervisar

Gestionar, administrar

Liderar, gobernar

Tipo de colaboradores

Operarios poco instruidos

Empleados obedientes

Profesionales con autonomía responsable

Complejidad del entorno

Entorno estable y predecible

Entorno algo incierto

Entorno global complejo

Organización del trabajo

Cadena de montaje, trabajo en serie

Áreas funcionales verticales

Proyectos y procesos horizontales

Valores culturales esenciales

Disciplina, productividad, cantidad

Racionalidad, eficiencia, calidad

Comunicación, adaptabilidad, creatividad

Fuente: Ramón Montaner Anfruns, (2000). Manual del directivo eficaz.

 

La Dirección por Valores tiene la intención de alinear los valores personales de los colaboradores con los valores organizacionales, con la intensión de que se adquiera un sentido de pertenencia y una motivación por lo que se hace, logrando que los trabajadores compartan en pensamiento y sentimiento el propósito de la organización.

valores

Antonio Grandía Dopico y Ma. Ángeles López Cabarcos, (2005) mencionan que la Dirección por Valores (DpV) “es una herramienta de gestión que, desde la óptica del valor, pretende orientar el desarrollo estratégico de la empresa.”

En tanto Ignasi Brunet y Ángel Belzunegui, (1999) dicen que la DpV “pretende integrar a los trabajadores en la empresa, comprometiéndolos en el futuro desarrollo de la empresa, y la clave está en lograr la máxima cooperación de los empleados y su aplicación en el desarrollo de la organización, ligando sus objetivos con los de la empresa”.

 

Ken Blanchard, (2004) en su libro “Administración por valores” narra una historia del proceso que implica la administración por valores, resumiéndolo en tres fases:

Fase 1: Aclarar nuestros valores, propósito y misión.

Fase 2: Comunicar nuestra misión y nuestros valores

Fase 3: Alinear nuestras prácticas diarias con nuestra misión y nuestros valores.

 

Pero ¿cuál es el beneficio de la DpV? Pienso es aprovechar el potencial del talento humano, porque no sólo existe el estímulo de lograr resultados, sino que hay estímulos personales al compartir los valores de la organización. Se trabaja con plena confianza y entusiasmo.

 

La dirección por valores me hace recordar lo que he leído de los “cruzados” o “caballeros templarios” quienes fueron guerreros que tenían gran fe y sentían un compromiso con su causa, al grado de sacrificar sus vidas por un propósito mayor.

 

También me hace pensar en aquellos trabajadores de fabricas automotrices, quienes están en alguna línea de operación dentro de la fábrica y su actividad es la de ensamblar o recortar algunas piezas. Sin embargo; si te detienes y les preguntas ¿en qué trabajas?, inmediatamente te responden “creando coches.”

 

Fuente:

Miquel Porret Gelabert. (2010). Gestión de Personas. Manual para la gestión de capital humano en las organizaciones. 4ª edición. ESIC Editorial. España.

Antonio Grandía Dopico y Ma. Ángeles López Cabarcos. (2005).Capital humano como fuente de ventajas competitivas: algunas reflexiones y experiencias. 1ª edición. Netbiblio. España.

Ignasi Brunet y Ángel Belzunegui. (1999). Estrategias de empleo y multinacionales: tecnología, competitividad y recursos humanos. 1ª edición. Icaria editorial. España.

Ken Blanchard y Michael O´Connor. (2004). Administración por valores. Cómo lograr el éxito organizacional y personal mediante el compromiso con una misión y unos valores compartidos. Grupo Editorial Norma. México.

Ramón Montaner Anfruns. (2000). Manual del directivo eficaz. 2ª edición 2000. Ediciones Gestión. España.

 

RAE http://lema.rae.es/drae/?val=valor

Recopilado el 20 de febrero de 2013.

 

Share

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

SALUD ORGANIZACIONAL, vol 1, núm. 1, 2018, es una publicación bianual editada por el equipo de Salud Organizacional a través del responsable del sitio. Guanajuato, Gto., México.

Página web: http://saludorganizacional.com.mx/

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Editor responsable: Carlos Alberto Menchaca Rodríguez. Número de Certificado de Reserva de Derechos en trámite, por la Dirección de Reservas de Derechos del Instituto Nacional del Derecho de Autor de la Secretaría de Educación Pública.

Responsable de la última actualización: Carlos Alberto Menchaca Rodríguez. Guanajuato, Gto., México. Fecha de última modificación: 23 de febrero de 2018.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda estrictamente prohibida la reproducción total sin previa autorización del equipo Salud Organizacional. Se autoriza la reproducción parcial de los contenidos e imágenes de la publicación Salud Organizacional siempre y cuando se cite la fuente.

 

Para un mejor funcionamiento de nuestra página web, sugerimos emplear el navegador Firefox, Chrome o Safari.